Antes de recurrir a los servicios de un profesional es mejor que compruebes si puedes sacarla tú mismo con los medios que tengas. Nosotros te damos unos consejos muy útiles para conseguir tu propósito:

  • Echaremos en la cerradura unas gotas de un lubricante como puede ser 3 en 1. Lo dejaremos actuar durante unos minutos. Esto nos ayudará a que la llave pueda salir más fácilmente, ya que con el lubricante intentamos que se deslice lo mejor posible hacia fuera. No hay que pasarse con el 3 en 1.
  • Meteremos en el interior de la cerradura unas pinzas de punta de aguja y cuando notes que la tenemos enganchada será el momento de tirar hacia fuera el trozo de llave. También podemos emplear algún objeto delgado y fino, como pueden ser las hojas de sierra. Con la dentadura que tienen se podría enganchar mejor la llave.
  • En el caso de que no consigamos sacar la llave en nuestro primer intento hay que volver a intentarlo sin necesidad de realizar grandes esfuerzos. Volveremos a echar unas gotas de lubricante para que actúe sobre la cerradura.
  • Hay que tener mucha paciencia y algo de habilidad. El proceso para sacar la llave te llevará un tiempo considerable. Una vez que seamos capaces de sacar un milímetro la llave será el momento de emplear los alicates de punta fina.

Si después de varios intentos no consigues sacarla, lo mejor es cambiarla o llamar a un cerrajero.

Algunos aconsejan, como última medida, probar con echar una gotita de pegamento instantáneo sobre el trozo de llave que tenemos en la mano y colocarla en el lugar de la cerradura donde se ha partido. Al cabo de unos minutos intentaríamos quitarla, con el pedazo ya pegado.

Etiquetas

Relacionados

Tu menú

Login Form

Template Settings
Select color sample for all parameters
Red Green Blue Gray
Background Color
Text Color
Google Font
Body Font-size
Body Font-family
Scroll to top